EL CORPUS RESPLANDECE EN LAS CALLES DE CARMONA

A las diez de la mañana, tras la misa que sirve de apertura al Corpus. El cortejo presidido por la Santa Custodia y formado por las distintas hermandades, asociaciones religiosas y parroquiales inundó las calles, adornadas de juncias y mastranzos.

Esta fiesta de la solemnidad del cuerpo y la sangre de Cristo sirvió un año más para que hermandades de nuestra ciudad engalanarán sus altares con los traficionales panes, espigas y uvas.

En esta ocasión nuestra Hermandad instaló su altar en la puerta del templo de San Bartolomé, presidido por la imagen de San Isidro Labrador, adornado con ramos de flores y galones burdeos pintados a mano, un regalo para la ocasión.

20120610-175320.jpg

Anuncios